• Home
  • Site search

    gravatar

    Categories

    Archive

    Subscribe

    Épica y lírica


    La semiótica o semiología es según la RAE el estudio de los signos en la vida social.

    Erik Buyssens
    la define como el estudio de los procesos de comunicación, es decir, de los medios utilizados para influir a los otros y reconocidos como tales por aquel a quien se quiere influir y Morris como doctrina comprensiva de los signos.

    Parece que hay acuerdo en definirla como teoría de los signos o estudio de los procesos comunicativos a través de signos y también en que el análisis semiótico no es un acto de lectura, sino, más bien, un acto de exploración de las raíces, condiciones y mecanismos de la significación.Cómo está hecho el “texto” para que pueda decir lo que dice.

    Ayer leí un interesante artículo de Luis Ramírez en el que hace una reflexión semiótica de la situación política actual de Chile sobre lo ocurrido en el ENADE, una gran reunión de políticos y empresarios de alto nivel.

    Recordando la interesante distinción de David sobre épica y lírica, Luis distingue el espíritu épico que guía a la élite política del lírico de la ciudadanía, leyendo una serie de fotos sacadas del congreso (el evento épico).

    izaguirreLuis pone de ejemplo al actual ministro de Hacienda, que aparece con la mano hacia arriba, señalando hacia lo alto, tal como era la mano pintada en el fondo que se ve tras los ponentes.

    No resulta difícil leer en sus gestos la autoconfianza (siempre necesaria en un político) o la calma, pero también esa parte, quizás algo más codificada que caracteriza la actitud de los grandes líderes, de los que guían, los capitanes en la aventura de llegar a lo alto, de dominar a los elementos con su destreza y poderío: la épica.

    El post termina muy bien: Con todo, la sed de la elite, por un relato épico de futuro sigue despierta. Ellos siguen a la esperan de su Obama o de su Osama.¿Qué haremos los ciudadanos mientras tanto?

    Buena pregunta. Pues ya que la elite política está en lo que está, creo que la respuesta es clara. La lírica es nuestra

    mariquita

    (…)la lírica entendida como el relato de la felicidad, desde la felicidad o en su expectativa, supone una invitación al cambio desde la ejemplaridad del explorador, del cartógrafo que reduce los riesgos experimentando a su propia costa para hacer públicos los resultados.

    Los ciudadanía construye desde lo pequeño.

    Comments

    Comment from alberto
    Time: Jueves, 7 de Diciembre de 2006, 5:26 pm

    Cuan cierto es. Por eso la cidadanía se agrupa y festeja al ritmo de coplas con alegría participativa, mientras que los poemas épicos siempre están constituídos por un declamante y un publico espectador, todo lo emocionado que quieras, pero eso, espectador.
    Y no sólo eso. He disfrutado mucho leyendo “Hijos de Homero” de Bernardo Souvirón. En su libro, Bernardo defiende la idea de que la épica homérica fué utilizada por los micénicos como arma de manipulación política, pues “..los mitos son el vehículo de los sentimientos y perduran fuera del alcance de la razón”.
    Mediante la épica, se introdujeron los valores despreciativos de la mujer y del pacífico matriarcado minoico inculcando los valores militares y guerreros. Es decir, que la épica es una arma..y está cargada.

    Write a comment





    Sitemap