Ya somos 1619 suscriptores de la RSS indiana. ¡Únete! RSS indiana

A desalambrar

'29 de mayo de 2011 | 1:41 am '

El asesino del gaucho – Capítulo 7

Filed under: maxiposts — Mary @ 1:41 am

El comisario Castro y Carmencita entrevistaban a Graciela Márquez, la triste viuda del ingeniero Cusumano:

-Sra. Márquez – comenzó el comisario – su marido formaba parte de una murga…
-«Los gauchos muertos» -asintió la viuda llorosa
-¿Cómo dijo?
-Es el nombre de la murga… o lo iba a ser. La crearon no mucho antes de…
-Le pido disculpas señora – dijo paciente el comisario – pero… con todos estos sucesos, ¿no consideró la opción de informar a la policía de este dato?
-Y, supe recién lo de Fede y el otro. Me fui a Cabo Polonio a descansar y a esconderme de todos. Además no me importa. Solo siento que esa puta de la Sobes no esté haciéndole compañía en el infierno, ¿por qué no le preguntan a ella?
- Señora… no está bueno desearle mal a nadie…
-¿Sabe que pensaba irse a los Estados Unidos con ella? ¡¡A Miami!! Mario detestaba Miami…
-Señora Márquez, no sabe como lo siento – dijo conciliadora Carmencita – todo esto ha sido muy difícil para usted pero… nos ayudaría mucho si nos dijera lo que sabe sobre «los gauchos muertos». Usted conocía a los otros fallecidos, a Federico y a Raúl Caba, alias Serucho
-¿Serucho está muerto?
-Sí señora, lo lamento, es el tercer fallecido
-Qué lástima, estaba feliz con la victoria de Peñarol…
-Señora ¿puede anotar los nombres que recuerde de los miembros de la murga? y ¿puede decirnos por qué discutieron? – insistió Castro
-Yo no tengo idea. Los negocios supongo. Se encerraban ahí en la salita horas y horas con papeles y hasta un pizarrón. Cuando Mario no estaba encerrado con ellos, estaba en la pileta… ja, Mariana Sobes, alias «la pileta»
-Aguarde un momento…- saltó Carmencita – ¿dijo que Serucho estaba feliz con la victoria de Peñarol? No es posible.Ya estaba muerto cuando se celebró el partido.
-Los seguidores de Peñarol son así Carmencita – terció el comisario – optimistas, celebran las victorias por adelantado, y no asumen las derrotas
-¿Pero cuando murió? – preguntó la viuda
-El viernes. El partido fue el domingo ¿cuando habló con usted?
-No hablamos, me dejó una nota con el correo. La leí ayer al llegar de Cabo Polonio… acá mismo la tengo
-«Queridísima Graciela» – leyó el comisario – «vine pero no estabas. Espero que no estés triste. Esos ojos lindos no merecen ahogarse en lágrimas. Sabés que tenés un amigo. El futuro se ve hermoso, Graciela, todo va a salir bárbaro. Mirá el tremendo golpe que le dimos a Nacional, jajaja, sin duda un buen augurio. Pasate un día por lo de mi mamá, preguntó por ti. Beso. Rucho» … que lo parió, o escribe desde el Más Allá…
-O no está muerto – siguió Carmencita – señora Márquez ¿podría acompañarnos a identificar un cadáver?
-¿Yo? ¡De ninguna manera! ¿Por qué no se lo piden a Mariana Sobes?

Continuará…

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Deja un comentario

Powered by WordPress

Sitemap