• Home
  • Site search

    gravatar

    Categories

    Archive

    Subscribe

    Archive for Enero, 2006

    Olfato

    Todos hemos tenido alguna vez pálpitos, corazonadas o sensaciones positivas o negativas que no podemos razonar ni argumentar pero que de alguna forma nos hace estar seguros de algo sin saber por qué. Si nos dejamos llevar por estas sensaciones o mejor dicho, si nos fiamos de ellas, actuando según lo que nos dicen, podemos muchas veces (o todas) comprobar antes o después que hicimos bien al tomarlas en cuenta aunque sólo fuera para estar alerta ante algo o alguien.

    Hay gente que no tiene nunca este tipo de sensaciones (o que no quiere o no sabe escucharlas), gente que las tiene de vez en cuando y poca (muy poca en todo el mundo) que no es sólo que las tenga bastante a menudo, sino que se gana la vida con ellas.

    No me refiero ni muchísimo menos a videntes o brujos. Simplemente la estructura mental, la educación y el bagaje cultural conforman una visión, normalmete centrada en un determinado campo, que permite que algunas personas necesiten minutos, a veces segundos para saber si se pueden o no fiar de una persona, si determinada decisión hará exitoso un negocio o si una obra de arte es auténtica.

    Eso sí, a parte de la educación o las capacidades de cada uno, el instinto juega sin duda un papel vital. Un sexto sentido, un olfato especial que no se sabe muy bien de donde sale pero que existe y que me parece de un valor inestimable en la jungla en la que nos solemos mover.

    De esto habla, aunque no sé por que derroteros después del único capítulo que he podido leer (y que no dice prácticamente nada- supongo que para que compres el libro) el nuevo título de Malcom Gladwell Blink.Thinking without thinking, del autor de Tipping point:How little things can make a big difference que tenemos en la Biblioteca a vuestra disposición y del que ya hablaremos otro día.

    El Mar

    Quizás porque mis padres me llevaron cada verano a la costa desde que cumplí un año o quizás porque en otra vida fui ‘Dorada’ o Erizo de Mar, siempre he necesitado mi dosis de Mar cada ciertos meses, sintiendo hasta en el tuétano los síntomas de cualquier síndrome de abstinencia que se precie. Málaga y Pontevedra fueron muchos años los puntos de acceso. De un tiempo a esta parte, cualquier sitio mínimamente agradable donde la tierra se encontrara finalmente invadida por el gigante líquido.

    Hasta ahora, mi experiencia con las islas había sido lejana y/o escasa y la dosis habitual de Mar se había caracterizado por encuentros ansiosos que si las condicionen lo permitían, solían consistir en meterme en el agua y no salir durante horas.

    Durante esos períodos de felicidad, el etorno normalmente determinaba la pérdida de visión del agua en cuanto había que moverse un poco. Pero este mes, en mi descubrimiento de la isla de La Palma estoy experimentando una nueva maravilla que hace que la relación cambie.

    Me sorprendo tranquila y feliz sin tener que introducirme en el líquido mágico atacada por la ansiedad. El secreto: no perderlo de vista, tenerlo como fondo de escenario constantemente, estar en un espacio geográfico que permite ver el Mar quieras o no, situación ideal cuando siempre querrías verlo.

    Aquí, como el reloj de pulsera en muchos casos (no el mío) que siempre esta ahí, presente en el rabillo del ojo para fijar la vista cuando se necesite, del mismo modo está el mar, mientras tecleas con una maravillosa red wi-fi o mientras cocinas, mientras cenas o te duchas, compras, paseas… o mientras duermes.

    Su movimiento contunuo lamiendo la roca negra y brillante, la tierra verde, el Sol y el silencio, hacen que aquí parezca imposible ya no enfadarse, siquiera perturbarse.

    Tic Tac Tic Tac

    Un suelo de madera que se levanta y unos archivos que no quiere colocarse en su sitio no podrán conmigo. Aunque lo del suelo de madera de la buhardilla que me espera como agua de mayo ha sido una puñalada trapera del destino, más retraso en la mudanza.

    Las mudanzas son terroríficas, pero en muchas ocasiones, por muchas contracturas que te salgan pueden convertirse en un esperado aterrizaje en el paraiso, en el refugio siempre buscado, en el verdadero hogar que por primera vez es de uno y de nadie más. Por eso se acaba deseando ardientemente el final de una obra de remodelación, la cédula de habitabilidad o el alta de la luz.

    En fin, que hay que salir a hacer recados que mañana muy temprano salimos para ¡¡¡¡La Palma!!!! con nuestra amiga Isa.

    Año Nuevo,Biblio Nueva

    I’m back….again
    No voy a tolerarme a mí misma que esto de tener el blog abandonado durante casi un mes y volver diciendo nunca más para hacer exactamente lo mismo a continuación. No tiene sentido y sí, vergüenza me da. Pero es que ¡¡¡no sabeis todo lo que ha pasado!!!

    Para empezar me despido del curro. La sensación: Brutal.
    Me imaginé una buena sensación pero unida a vértigo, algo de angustia, nerviosismo y pena por los compañeros y el contrato indefinido perdidos. Nada más lejos de la realidad. Para empezar, los compañeros que merecen la pena seguirán ahí, pero a partir de ahora donde tienen que estar si de verdad son compañeros: alrededor de una caña, copa de vino o combinado, según se prefiera.

    En cuanto a lo demás, todo lo que os hayan contado es mucho peor. Nada de vértigo, angustia o similar. Es una pasada. Claro, estamos hablando de dejar un trabajo terriblemente aburrido y aún más alienante, con un trabajo desgastante casi siempre en un volumen excesivo, mal pagado, con un horario terrorífico y con limitaciones hasta para ir al baño o coger las vacaciones. Por no contar que estaba subcontratada a través de una empresa de servicios llevada por el ama de llaves de Rebecca y las hermanastras de Cenicienta y que era el último mono en una empresa de un grupo multinacional con la oficina en un barrio con una estética corporativa de lo más deprimente del tipo de las de nuestras peores pesadillas de Futuro-Negro-SciencieFiction-El-Gran-Hermano-te-vigila sin siquiera un sitio decente para comer por la zona o donde tomarte un café sin cortarte las venas a continuación.

    Pero es que además, aunque hubiera estado en un trabajo estupendo, super valorada y con todos los incentivos del mundo, lo hubiera dejado igual. Lo hubiera abandonado todo por formar parte de un proyecto que es mucho más que una forma de ganarse la vida. Un proyecto empresarial complejo, diverso y rico como la vida misma, que pone el futuro encima de la mesa tanto en metodología como en objetivos, una interacción completa de trabajo, ideología y modo de vida.

    Por fin, me dan la oportunidad de estar en un sitio donde, con gusto, las horas del día no son suficientes, donde estar buscando ideas durante la cena no supone ningún trastorno sino todo lo contrario, donde deseo ser mejor cada día, donde trabajo para otros y para mí.

    Soy la nueva directora de la Biblioteca de las Indias Electrónicas que se encuentra ya en pista a punto de comenzar su nueva etapa. Cursos e itinerarios on-line y charlas con los personajes que nos interesan del panorama actual. Todo el que tenga algo interesante que decir se convertirá en objetivo de nuestras capturas de voces voladoras.

    Hay más noticias buenas…. pero vamos a dosificarlas… está bien eso de mantener el suspense.

    Ah, y Tetsuo está de vacaciones en la isla de La Palma con nuestra amiga Isa a la que pronto conocereís por su apasionante blog (entre otras cosas), se fue un fin de semana porque estaba muy estresado y ahora no quiere volver, pero el jueves que viene iremos para allá y lo traeremos de los pelos, si hace falta.

    Menú de hoy:Tarta de chocolate y roscón con nata

    Bien, la Navidad va llegando a su esperado fin pasando por el mejor día de todos, el que hace que ésta valga la pena, el día 4 de enero: Mi Cumpleaños :D

    Para qué mentir, mi cumpleaños siempre ha sido un desastre, un día temido e incluso odiado… hasta hoy. Un año de pequeñas revoluciones internas a culminado primero, en un Año Nuevo de verdad, a estrenar y con un montón de cosas maravillosas de serie y en el primer cumpleaños sin catástrofes familiares.

    Estaría bien escribir un post haciendo un resumen de este último año, explicando mi trayectoria profesional más reciente o contando mi vida en 10 puntos.

    Tranquilos. Aunque quisiera, aunque fuera solo para no tener tan abandonado mi pobre blog, no tendría tiempo.

    Me conformo con terminar el curro de hoy para no salir tarde, conseguir hacer la compra algún día de estos y poder solucionar al menos parte de los regalos de Reyes por Internet.

    Si se aceptan sugerencias, a ver si alguien se arranca con un Daruma, que juntando Año Nuevo, Cumpleaños y nuevos proyectos es un regalo de lo más apropiado, como bien nos cuenta Tetsuo.

    ¡Feliz No Cumpleaños para todos!

    Sitemap